Cerrar
No tiene artículos en su carrito de compras.
Buscar
Filtros

Tipos de simuladores para enseñanza médica

Tipos de simuladores para enseñanza médica

Los y las médicos y enfermeras adquieren durante su formación las destrezas y habilidades requeridas para trabajar eficientemente con seres humanos, ya sea bajo presión o en condiciones de urgencia.

Como parte de su entrenamiento llevan a cabo múltiples prácticas sobre los diferentes tipos de pacientes y procedimientos; por ejemplo, un paciente en paro cardiaco o en un choque anafiláctico. Sin embargo, con la intención de no hacer estas prácticas por primera vez en pacientes reales sin tener las habilidades necesarias, estas prácticas deberían ser idealmente realizadas en simuladores médicos, que integrados con el fundamento teórico son la mejor opción de aprendizaje.

El uso de simuladores ha permitido realizar el entrenamiento para el aprendizaje de los estudiantes, acercándolos a la realidad clínica mediante la práctica, sin conllevar riesgos para ellos o para el paciente. La enseñanza práctica se efectúa mediante actividades diseñadas, ya sea para adquirir una habilidad o en la resolución de situaciones complejas.  

Otra ventaja de usar simuladores médicos es que es posible enseñar las veces que sean necesarias, hasta obtener competencia totalmente dominadas en las áreas que se requieran.

 Al utilizar simuladores los alumnos desempeñan las prácticas clínicas con mayor seguridad y confianza. Así mismo a través de la simulación es posible para los demás estudiantes aprender mediante la observación ya sea de sus compañeros o profesor. Este tipo de aprendizaje práctico social les permite obtener nuevas conductas en un futuro.

 Por otra parte, la simulación provee a los profesores una evaluación de las habilidades que han sido obtenidas por los alumnos, por lo que es de gran importancia que los docentes aprendan a evaluar experiencias de aprendizaje simulado y a diseñar actividades que les faciliten adquirir a los estudiantes las habilidades necesarias.

 La simulación es una metodología de gran importancia en la educación médica, por lo cual existen diferentes tipos de simuladores, que se han clasificado de acuerdo a su realismo y la experiencia en la que se usan, como se muestra a continuación:

  •       Simuladores de baja fidelidad: Simulan únicamente una parte del organismo, usados para procedimientos simples o examen físico; por ejemplo: un brazo practicar inyecciones como el BRA-INY. Este simulador para enfermería de ZEIGEN permite el entrenamiento para inyección intravenosa y de deltoides en un material realista hecho de silicona y PVC.
  •       Simuladores de fidelidad intermedia: Coordinan el uso de una parte anatómica, con programas de computación en el que se monitorean variables fisiológicas, como en el simulador MAN-ENF-FULL de Zeigen el cual a través de una interfaz permite el entrenamiento de distintos procedimientos incluyendo la medición no invasiva de la BP, auscultación de sonidos cardiacos, respiratorios, ECG, y otras funciones de los signos vitales.
  •       Simuladores de alta fidelidad: De tamaño real, incorporan más variables fisiológicas y técnicas avanzadas, como el MAN-SUPER de Zeigen uno de los simuladores más avanzados para el entrenamiento de las diversas áreas del cuidado y emergencias clínicas con tecnología de punta como la simulación de signos vitales, cambios en las pupilas, detección de cianosis, pulsación espontánea de la carótida, etc.

 Conoce todos los tipos de simuladores que tenemos para ti en Zeigen y elige el adecuado conforme a tus necesidades. Si requieres asesoría no dudes en contactarnos, ¡estamos para servirte!.

Deje su comentario