Cerrar
No tiene artículos en su carrito de compras.
Buscar
Filtros

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP), ALGO QUE TODOS DEBERÍAMOS SABER

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP), ALGO QUE TODOS DEBERÍAMOS SABER

Existen emergencias de alto riesgo que derivan a la utilización de la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP). El National Institutes of Health lo define como un procedimiento de emergencia que se realiza cuando una persona ha dejado de respirar o el corazón se detiene, derivado de un ataque cardíaco o ahogamiento. 

Es indispensable contar con los números de emergencia para solicitar el apoyo necesario en cualquier momento. Pero tambien es importante aprender a realizar esta maniobra ya que cualquier persona podría necesitar de ella, así podríamos actuar y salvar una vida.

 

La reanimación cardiopulmonar combina las compresiones torácicas con la respiración de boca a boca, ya que un buen paso de oxigenación y flujo sanguíneo evitará posible daño cerebral. Es importante evaluar la situación desde el comienzo identificando los posibles escenarios de riesgo en la víctima, desde el estado de conciencia, pulso y respiración. Si esta no respira, se procede con la técnica de RCP.

 

Es importante colocar al sujeto boca arriba para mantener las vías aéreas respiratorias totalmente despejadas y proseguir con las compresiones. Se recomienda usar las dos manos en el centro del pecho a la altura de las tetillas, un talón encima del otro, poniendo los brazos rígidos para comenzar con las compresiones fuertes y rápidas, lo suficientemente fuertes para apretar el corazón 5 centímetros a través de las costillas.

 

Una de las principales preguntas es ¿cuál es el ritmo de compresión adecuada? Para personas no capacitadas se recomiendan entre 100 a 120 compresiones por minuto, dejando que el tórax se expanda entre una y otra compresión. En el caso de personas capacitadas se indican 30 compresiones continuas y dos respiraciones de boca a boca. Puede hacerse diréctamente o para mayor higiene de ser posible usando unamascarilla de RCP profesional que está diseñada para cubrir boca y nariz, como el modelo MASK de Zeigen.

 

Una excelente manera para capacitar en la técnica de RCP es con los maniquíes de entrenamiento ZEIGENque simulan la situación de emergencia para realizar la maniobra de forma correcta. Uno de los modelos más utilizados es el  TOR-CPR-PREMIUM, que representa de forma realista un torso humano donde se pueden realizar las compresiones manteniendo el ritmo y presión adecuadas, ante lo cual suena un clicker de realizarse correctamente. En el caso de querer algo más avanzado y preciso, existen diversos modelos como el BB-RCP, que es un maniquí de bebé el cual hace uso de un monitor que califica los indicadores básicos, basado en el lineamiento estándar para RCP y ECC de la American Heart Association.

 

Te invitamos a que aprendas sobre esta importante práctia de RCP que puede salvar vidas. Si tienes dudas sobre los distintos modelos en Zeigen escríbenos a través de redes sociales, por la página o whatsapp, será un gusto atenderte.

Deje su comentario