Cerrar
No tiene artículos en su carrito de compras.
Buscar
Filtros

La diferencia entre modelos anatómicos y simuladores médicos.

La diferencia entre modelos anatómicos y simuladores médicos.

Si bien ambos son herramientas de gran importancia para una educación más didáctica, no son lo mismo aunque suelen confundirse. Es por eso, que en este artículo te explicamos las diferencias y sus usos.

 

Por un lado, los modelos anatómicos son representaciones de estructuras, órganos o sistemas tanto del cuerpo humano, como animal o hasta celular. Su objetivo es fungir como una muestra realista para ilustrar de forma tridimensional aquello que representa, ya sea en tamaño a escala, real o ampliado. En el caso de seres humanos los modelos pueden ser óseos como el ESQ-170C-ART de Zeigen que siendo uno de los más completos representa un esqueleto en tamaño real con simulación tanto de venas y arterias como de las articulaciones principales. Así mismo podemos hablar de modelos anatómicos de un órgano específico, como el corazón COR-LUJO, los pulmones PUL-NAT o hasta un hígado enfermo HIG-PAT.

 

Todos estos modelos sirven como antesala para el uso de simuladores médicos, pues al ser representaciones anatómicas ayudan al estudiante a entender de forma física las estructuras y no solamente a través de un dibujo de un libro. Es decir estos modelos se pueden tocar e incluso desarmar en diversas piezas para un mejor entendimiento; sin embargo, son instrumentos más ilustrativos que prácticos como lo son los simuladores.

 

En el caso de los simuladores médicos son una herramienta más avanzada de aprendizaje que mediante un mayor realismo permiten ya practicar procedimientos a través de emular situaciones reales. Desde un maniquí de medio cuerpo para aprender el correcto como de resucitación como lo es el TOR-CPR-PREMIUM hasta un simulador de cuerpo completo con software integrado y funciones altamente tecnológicas como lo es la MAN-EMB-RED para practicar las principales maniobras durante la labor de parto.

 

En resumen, estas dos herramientas se complementan perfectamente para el proceso de aprendizaje didáctico que hoy nos exige la realidad: el primero ilustra dinámicamente y el segundo permite la práctica realista. Esto se puede utilizar conforme el alumno suba el nivel o el grado y dependiendo de la especialidad o el enfoque existe una gran variedad de modelos para las distintas necesidades.

 

Si tienes dudas o preguntas sobre los diversos modelos en Zeigen, te invitamos a nuestra página web www.zeigenmx.com o con gusto ¡escríbenos!

Deje su comentario