Cerrar
No tiene artículos en su carrito de compras.
Buscar
Filtros

Hemorragia por heridas: cómo aprender en un simulador médico

Hemorragia por heridas: cómo aprender en un simulador médico

Cuando hablamos de una hemorragia nos referimos a cualquier situación que genere pérdida de sangre incontrolable (proveniente de una fuente capilar, arterial o venosa), sea por un corte, accidente o como resultado de una cirugía.

Generalmente las hemorragias se dividen en dos tipos:

  • Internas: la sangre se genera dentro del cuerpo sin tener evidencia exterior por lo cual es difícil evaluar la gravedad a simple vista.
  • Externas: la sangre fluye y sale del cuerpo a través de una herida visible.

Sin embargo, existen casos en que se pueden dar ambos tipos de hemorragias donde haya sangrado tanto interno como externo.

Para tratar una hemorragia lo importante es controlar el sangrado cuanto antes por lo que lo que hay que aplicar presión directa sobre el sangrado. Para eso, se deben seguir ciertas medidas lo más rápido posible, ya que la inmediatez es esencial.

Según el protocolo de la clínica Mayo*, una de las instituciones más prestigiadas de salud, se deben seguir los siguientes pasos:

1 Retira todas las prendas o restos de la herida; esto sin contar objetos grandes o que estén incrustados de forma profunda.

2. Detén el sangrado mediante la colocación de un paño presionando la herida.

3. Ayuda a la persona a recostarse e intenta que se tranquilice

4. No le quites la gasa o venda en ningún momento y si es necesario debido a sangrado excesivo, coloca otra encima de la que ya está generando presión

5. Inmoviliza la parte del cuerpo lesionada

6. Aplica un torniquete si es que sabes cómo colocarlo.

Cabe resaltar que estas son medidas de primeros auxilios hasta que llegue la ayuda o se pueda trasladar al paciente a un hospital o sala de emergencia.

Sin embargo, más allá de dar asistencia inmediata básica es importante para los profesionales de salud, que van desde paramédicos hasta doctores de emergencias, contar con los conocimientos tanto teóricos como prácticos para realizar procedimientos como el mencionado anteriormente: los torniquetes.

Es aquí donde los simuladores médicos o de enfermería, como también se conocen, cobran mucha relevancia. Los simuladores sirven para reproducir situaciones de la vida real, como en este caso las hemorragias y así aprender a controlarlas en un ambiente controlado y sin riesgo para un paciente de verdad.

Dependiendo el tipo de herida y el área donde ocurra existen diferentes simuladores para tratar emergencias. En Zeigen contamos con simuladores como el ARM-HEM que es un modelo de brazo con hemorragia que mediante una bomba peristáltica proporciona simulación en el tratamiento de sangrado arterial y venoso para aplicar pruebas de hemostasia y vendajes.

Así mismo existen otros productos en Zeigen para casos de amputación donde el control de la hemorragia es esencial, tales como LEG-AMP simulador en módulo de muslo amputado con hemorragia o el BRA-AMP que de igual forma pero aplicado en brazo, permiten poner en práctica una simulación de emergencias para que los profesionales de la salud puedan practicar la aplicación de un torniquete de forma adecuada.

Es importante recordar que tanto el vendaje como la hemostasia son de las medidas más importantes para atender emergencias pues pueden lograr reducción de infecciones, protección de heridas, alivio del dolor; mientras que una atención o vendaje incorrecto pueden tener consecuencias importantes y contrarias a las deseadas.

Si quieres conocer más de los productos que tiene Zeigen de simulación, visita nuestra página web y si tienes cualquier duda sobre estos u otros simuladores médicos no dudes en contactarnos.

* https://www.mayoclinic.org/es-es/first-aid/first-aid-severe-bleeding/basics/art-20056661

Deje su comentario