Cerrar
No tiene artículos en su carrito de compras.
Buscar
Filtros

Centrífugas: Uso y recomendaciones

Centrífugas: Uso y recomendaciones

Las centrífugas o centrifugadoras son equipos de gran importancia en el laboratorio, ya que por medio de la fuerza centrífuga nos permiten separar los componentes de una disolución, en función a su densidad. Gracias a la capacidad de su motor hacen girar a alta velocidad las muestras colocadas en su rotor, con este movimiento las partículas que se encuentran suspendidas se desplazarán hacia afuera del centro de rotación, y obtendremos como resultado una solución fraccionada.

 

La técnica de centrifugación es ampliamente utilizada en la Medicina, Biología y Bioquímica para la separación de células, organelos u orgánulos intracelulares, ADN, ARN y proteínas. Es también común asociar el uso de las centrífugas al laboratorio clínico, cuando nos hacemos un análisis de sangre, pues separan el plasma sanguíneo de los otros elementos con estos equipos; sólo de esta manera es posible obtener la información necesaria para que el médico realice el diagnóstico de patologías hematológicas o enfermedades de diferentes órganos y sistemas.

 

Existen muchos tipos de centrífugas, en los cuales es posible regular la velocidad, el tiempo, e incluso la temperatura, ya sea de manera análoga como en la CEN-6T para 6 tubos de 20 ml y la CEN-HEM-Aespecífica para hematrocitos con 24 tubos, o digital como en la CEN-HEM-12 que como su nombre lo indica tiene capacidad para 12 tubos, todos modelos de Zeigen.

 

En Zeigen sabemos la importancia de seguir ciertas medidas de seguridad cuando utilizamos equipo de laboratorio, en este caso, por la velocidad en la que operan las centrífugas, te mencionamos algunas de las principales recomendaciones para mantener bajo control los riesgos y brindar una mayor durabilidad al equipo.

En primer lugar, la centrífuga debe usarse de acuerdo a las normas y después de haber leído su manual. En segundo lugar, es fundamental colocarla en una superficie firme, lisa y nivelada y al momento de repartir la carga realizarlo de manera simétrica. Por último,cabe destacar las acciones que debes evitar:

 

  •       No colocar objetos ni apoyarse sobre la centrífuga.
  •       No exceder el límite de carga, velocidad máxima y densidad indicado por el fabricante
  •       Nunca abrir su tapa, ni levantar o mover la centrífuga mientras esté funcionando.
  •       No intentar parar el rotor con la mano.
  •       No forzar la perilla de tiempo ya que se puede romper.
  •       No centrifugar material explosivo ni inflamable.

 

Ahora ya estás listo para adquirir tu centrífuga, consulta en nuestra página web los modelos que tenemos disponibles y si tienes alguna duda o requieres más información ¡Contáctanos!, en Zeigen siempre es un placer atenderte.

Deje su comentario